Sobre la revista

Enfoque y alcance

Su objetivo es el de publicar artículos originales que ofrezcan resultados de investigaciones vinculadas –preferente aunque no excluyentemente– a problemáticas tratadas desde las perspectivas más actuales de la disciplina histórica.

Aunque legítimamente puede considerarse una revista generalista, el Consejo de Redacción, a través de convocatorias que difunde públicamente en circuitos académicos, orienta sobre cuáles son los temas que considera prioritarios para los procesos de selección en curso.

Secciones de la revista

ARTÍCULOS

Esta sección está dedicada a la publicación de artículos originales que ofrezcan resultados de investigaciones vinculadas –preferente aunque no excluyentemente– a problemáticas tratadas desde las perspectivas más actuales de la disciplina histórica.

Se reciben artículos por entrada libre, otorgando preferencia en la selección a aquellos resultados de investigación que aborden temas comprendidos por los tópicos que el Cuerpo Editor define en cada convocatoria.

DE BUENA FUENTE       

Esta sección está dedicada a la publicación de artículos originales breves que contengan estudios críticos sobre documentos escritos o series documentales –que incluyan o no la transcripción de documentos inéditos– y comentarios sobre fondos documentales o audiovisuales recientemente advertidos.

RESEÑAS    

Esta sección está destinada a reseñas críticas de libros cuya temática sea acorde con el perfil de la revista. La política de selección tiene por criterios excluyentes:
- La antigüedad máxima del libro reseñado no puede ser mayor a 2 (dos) años, a considerar desde la fecha de presentación de la reseña.
- No se reciben reseñas sobre libros publicados por Prohistoria Ediciones (Rosario).

Proceso de evaluación por pares

En primer lugar los trabajos enviados deben observar pautas y una guía de estilos (que se transcribe más adelante, en el apartado “Instrucciones para los autores”) pero que exigen originalidad, exclusividad de la presentación y admiten la revisión por el Comité Editor antes de ser enviados al referato doble ciego. 

El comité editorial comunica a los autores si sus propuestas fueron o no seleccionadas para evaluación por pares externos antes de pasados los 60 días de su recepción.

Los trabajos que el Comité selecciona para este proceso son enviados a dos o más profesionales con una posición académica adecuada y temáticamente competentes en lo que concierne a la propuesta. 

El sistema empleado es el “doble ciego” -evaluador y evaluado desconocen sus respectivas identidades.

El evaluador cuenta con 30 días para realizar su análisis, tras el cual debe sugerir una de las siguientes opciones:

(1) aceptar el artículo sin modificaciones
(2) aceptarlo con algunas modificaciones menores
(3) aceptarlo bajo condición de incorporar modificaciones sustantivas
(4) rechazar el artículo.

En caso que las dos evaluaciones sean coincidentes en rechazar el manuscrito, el comité editorial desestimará su pedido de publicación. 

El artículo será considerado para su publicación en caso de que sea aceptado por los dos evaluadores (opciones 1 o 2).

De existir fuertes discrepancias entre ambos evaluadores, se solicitará el dictamen de un tercero.

Cuando alguno o ambos evaluadores hayan solicitado o sugerido modificaciones, los autores deberán efectuar las mismas en el escrito y adjuntarán una nota dirigida al comité editor donde resuman contenido y ubicación de los cambios solicitados y realizados como así también una justificación de las observaciones que, por cualquier motivo, decidieron no atender. El plazo para realizar estas correcciones y el documento adjunto no puede superar los 30 días.

Los resultados del proceso de evaluación serán inapelables en todos los casos.

En el caso de que el artículo haya sido aceptado, sugerimos al autor incluir, en la primera nota a pie, un agradecimiento a los árbitros anónimos que intervinieron en su evaluación. Todo el proceso descripto puede durar aproximadamente 150/180 días.

Política de acceso abierto

Prohistoria ratifica el modelo de Acceso Abierto en el que los contenidos de las publicaciones científicas se encuentran disponibles a texto completo, libre y gratuito en Internet, sin embargos temporales, y cuyos costos de producción editorial no son transferidos a los autores. Esta política propone quebrar las barreras económicas que generan inequidades tanto en el acceso a la información, como en la publicación de resultados de investigaciones, basada en el principio de que ofrecer al público un acceso libre a las investigaciones ayuda a un mayor intercambio global de conocimiento.

Por lo tanto, revista Prohistoria no cobra valor alguno a los autores por la evaluación, corrección, edición, publicación y distribución de los trabajos, y se compromete a difundir los trabajos publicados en servicios de indización de Acceso Abierto y en los distintos repositorios que utilicen protocolos Open Archives Initiative-Protocol for Metadata Harvesting (OAI-PMH).

Además, revista Prohistoria no retiene los derechos de reproducción o copia (copyright), por lo que los autores podrán disponer de las versiones finales de publicación para difundirlas en repositorios institucionales, blogs personales o cualquier otro medio electrónico, con la sola condición de hacer mención a la fuente original de publicación, en este caso revista Prohistoria.

Todo el material de revista prohistoria está publicado bajo la licencia Creative Commons 4.0 Atribución - No Comercial - Compartir Igual (BY-NC-SA) http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/

Política de plagio

Ante las limitaciones de los programas de detección automática plagio con el idioma castellano y a fin de dar respuesta a aspectos más amplios que se inscriben como prácticas de plagio -entre ellos las traducciones, la fragmentación de resultados o “salami slicing”, duplicación, entre otros- la revista implementa un procedimiento específico para evitarlo, a saber:

  1. Al momento de la presentación de un artículo, se les solicita a las/os autoras/es que declaren que el artículo no ha sido publicado previamente ni enviado a otras revistas para evaluación. Además, se les pide que declaren que están siguiendo las Instrucciones para Autores/as, en las cuales se establece que los artículos a postularse deben ser originales.
  2. Al recibirlo -y previo a comenzar el proceso de evaluación-, se utilizan herramientas de búsqueda en Internet, a fin de rastrear otras obras de los/as autores/as y cotejar el título, fragmentos del resumen, del apartado metodológico y de los resultados del artículo presentado a revisión, a fin de corroborar la originalidad y evitar prácticas de plagio.
  3. Al enviarlo a evaluar los pares revisores, se solicita a los evaluadores también prestar atención a posibles indicadores de plagio, ya que ellos son quienes conocen las fuentes y la literatura sobre el tema.

La revista considera como plagio a las prácticas que se listan y explican a continuación:

  1. Plagio directo. Se incurre en este tipo cuando:
    a. Hay omisión de la autoría y no se indica con comillas lo tomado de otro texto.
    b. Se realizan cambios mínimos en el texto de otro (se modifica la estructura de la oración, se sustituyen minúsculas por mayúsculas o viceversa, se usan sinónimos, etc.) y se presenta como original.
  2. Plagio por el uso inadecuado de la paráfrasis, se realiza cuando:
    a. Aunque se anota la autoría, el texto original se reproduce con unos pocos cambios que no constituyen paráfrasis.
  3. Plagio complejo usando una referencia, se comete cuando:
    a. Existe la referencia de autoría original, pero se señalan con inexactitud las páginas de la fuente.
    b. Parafraseo en que se resumen textos extensos, pero con muy poca o ninguna indicación de que corresponden a paráfrasis.
    c. Ausencia de comillas en palabras y frases del texto original que se reproducen textualmente.
  4. Plagio con comillas sueltas, se realiza cuando:
    a. Se continúa reproduciendo una cita textual una vez que se han cerrado comillas o se omite que las frases anteriores corresponden a la misma cita.
  5. El parafraseo como plagio, ocurre cuando:
    a. Hay parafraseo y no se anota la referencia de la fuente original.
    b. El parafraseo es continuo y extenso, no se añade material que permita interacción o enriquezca la información, a pesar de que se menciona la fuente.
    c. Los trabajos académicos –que exigen pensamientos originales y reflexiones críticas sobre los puntos de vista de otras personas– se convierten en textos que no superan la repetición de otros textos académicos.
    d. No se identifican claramente, como tales, los pasajes parafraseados.
    No se considera plagio cuando:
    e. No domina por sobre el trabajo de quien escribe.
    f. Se utiliza para permitir al autor interactuar críticamente con los puntos de vista de otra persona.
    g. El argumento del texto original es re-escrito en palabras diferentes.
  6. El “auto-plagio” o fraude de reciclaje, se comete cuando:
    a. Se le cambia la apariencia a un trabajo y se presenta como si fuera otro distinto.
    b. Se omite la indicación de que el trabajo está siendo reciclado, es decir, que es un trabajo anteriormente publicado pero con correcciones o nuevos agregados.
    No se considera autoplagio cuando:
    a. El trabajo previo es base para una contribución nueva, y deben repetirse partes clave para explicar y defender los nuevos argumentos.
    b. El autor considera que lo que ya dijo no se puede decir de mejor manera para la nueva publicación.
    c. La repetición no supera el 30% del trabajo original.

Código de ética

Prohistoria adhiere a las prácticas esenciales para editores de revistas y editoriales establecidas por el Commitee on Publication Ethics (COPE): https://publicationethics.org/core-practices

Historial de la revista

Prohistoria es una revista científica nacida de la iniciativa de un grupo de profesores, investigadores y estudiantes de la Universidad Nacional de Rosario en septiembre de 1996, que crearon este dispositivo editorial sin financiamiento universitario y por fuera de sus organismos. Desde entonces, fueron sumándose a su consejo de redacción y comité editorial colegas de diferentes universidades del país y del exterior. 
Desde 2013, el núcleo de trabajo cotidiano de la revista (su Cuerpo Editor) se ha enriquecido sumándose a los investigadores y docentes de la Universidad Nacional de Rosario colegas de la Universidad Nacional de Córdoba, de la Universidad Nacional de General San Martín y de la Universidad Nacional de La Plata que, en algunos casos, también revisten como investigadores en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), organismo donde aloja sus números bajo los estándares OJS desde 2018.
Desde el inicio, su propósito fue el de difundir estudios de investigación básica e historiográficos así como el de promover debates disciplinares e interdisciplinares.
Otra característica de esta revista ha sido que, sin resignar sus criterios de calidad, ha posibilitado la publicación de numerosos trabajos de jóvenes investigadores a la par de autores consagrados.